Prioridades de las empresas en software industrial año 2013 según Gartner

inversion soft industrial

Según Gartner, las 4 primeras prioridades de las empresas en el año 2013 a la hora de invertir en software industrial son  las siguientes:

(1)    BI (Business Inteligence). Soluciones diseñadas para ver, analizar y tomar decisiones de forma ágil la ingente cantidad de información registrada en los sistemas de gestión.

(2)    Tecnología móvil. Cada vez son más relevantes los smartphones y tabletas, estos nuevos dispositivos van a condicionar el nuevo diseño del software industrial.

(3)    Cloud Computing. Tanto los recursos de hardware como de software, están siendo trasladados fuera de la empresa, con ello, la empresa se puede beneficiar del uso compartido de recursos de muy alta cualificación (hard, soft y personas), que de otra manera no podrían acceder.

(4)    Tecnologías de colaboración. Las redes sociales están representando un nuevo paradigma en las relaciones de la empresa con su entorno: empleados, clientes, proveedores, colaboradores; cada vez más empresas están impulsando estos medios sociales en distintos puntos de su negocio: marketing, ventas, desarrollo negocio, intranets sociales, atención al cliente, servicios postventa, …

Evolución del software industrial en los próximos años

Funktionell erweiterte Softwarepakete für die Prozessautomatisierung / Extended functions for process automation software packages

 

Los principales inconvenientes del software industrial en estos momentos son los siguientes:

(1)   Poca usabilidad y pobre diseño.

No es un elemento que se ha considerado a la hora de la compra, se prima la funcionalidad y la tecnología más que su diseño y usabilidad.

Sin embargo con las nuevas soluciones en la nube, este elemento cobra vital importancia. Las soluciones que van a ofrecerse en este formato de software como servicio, son múltiples, la competencia es numerosa y de calidad, es lo que tiene internet, por eso si el diseño resulta atractivo, y si se sabe encontrar y usar la funcionalidad sin ningún manual de ayuda, la solución se convierte en candidata ideal.

(2)   Costes de compra y mantenimiento altos.

Ambos son altos pero el que resulta difícil de justificar es el de mantenimiento, me explico:

–        El cliente debe de pagar el mantenimiento (generalmente un 20% del precio compra) desde el primer momento, es decir, imagina un ERP, cuyo plazo de implantación son 6 meses, pues bien, el cliente debe de pagar desde el día 1, aunque no vaya a arrancar y usar con todos los usuarios hasta dentro de 6 meses.

–        Razonamiento de innovación para pagar mantenimiento. Si pagas este concepto tienes derecho a nuevas versiones del producto, el problema reside en que en muchas de las soluciones, la solución estándar raramente se encuentra, ya que esta se ajusta a las especificaciones de cada empresa, este hecho hace que sean muy complicadas y costosas el cambio de versión.

–        Resolver errores. Aquí es cuando se da el salto mortal del disparate, vamos a ver, decir a un cliente que tiene que pagar para que en el caso de que tenga un error se le atienda es un auténtico sinsentido, ¿os imagináis esta pauta en otros sectores? ¿dónde está el concepto de garantía?

Las nuevas soluciones en internet, trabajan en la modalidad de SAAS (Software como servicio), sólo pagas una cantidad según el uso que hagas en un determinado periodo, ni más ni menos, no vas a tener personalizaciones (por eso la funcionalidad de estas soluciones son muy reducidas), y por eso el cambio de versión será automático y sin ningún pago adicional.

(3)   Poca flexibilidad y agilidad.

Ya hemos señalado anteriormente que las personalizaciones hacen que el cambio a otra versión resulte muy costosa lo que provoca que muchos clientes se queden sin evolución alguna anquilosados en la versión de la instalación inicial.