El mítico explorador de windows sigue siendo clave en el día a día de las empresas

explorador de windows

El año 1990 fue un año especial para mí, fue el año de mi estreno laboral, empecé a trabajar en una consultoría en San Sebastián, mi medio de trabajo principal era un ordenador personal, el cual no estaba conectado con el resto de ordenadores, con lo que para compartir ficheros empleábamos discos, sí así es, discos duros o flexibles, también conocidos estos últimos como floppys, ¿alguien se acuerda de  los floppys?), desde el explorador de carpetas y documentos de Windows seleccionamos el contenido a compartir y lo copiábamos al disco, luego la persona a la que iba dirigido el contenido, debía de recuperar dichos documentos desde el disco y grabarlos en su ordenador, y si la persona no estaba en tu oficina, debías llamar a una empresa de transporte para hacerlo llegar a su destino, ¡vaya tela con el proceso!

 

Afortunadamente las redes locales, internet y el correo electrónico han transformado casi en inmediatez un proceso que podía durar días.  Ahora bien, de dicho proceso hay algo que se mantiene en la operativa del día a día de muchas empresas, me atrevería a decir de la mayoría de las empresas: el explorador de carpetas y documentos de Windows.

 

Muchas empresas todavía mantienen ese sistema como medio principal para compartir información y conocimiento, las razones son diversas:

 

(1) Muchas empresas no tienen los medios para poner en marcha un portal interno.

(2) Aunque la empresa llegue a poner en marcha dicho portal, todavía hay bastantes personas (por encima de 35 años) que les es muy difícil salirse del clásico (mítico dirían mis hijos) explorador de Windows, con lo que el día a día les hace volver al explorador de siempre y abandonar el portal.

 

Pero este medio querido por muchos, es altamente ineficaz, ya que no es fácil encontrar la información (no nos acordamos del nombre de la carpeta donde había que dejar un determinado tipo de documentos), lo que provoca que los documentos estén duplicados en diferentes carpetas, en definitiva, es un foco importante de improductividad, es sorprendente que pasados más de 20 años, no se haya ideado ninguna solución que haya triunfado y sustituido a este medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s