LAS REDES SOCIALES REDUCEN LA PRODUCTIVIDAD EN LAS EMPRESAS

Es uno de los argumentos esgrimidos por las empresas o profesionales que están en contra del uso de las redes sociales en el ámbito empresarial, recientemente salió en el entorno de uno de los debates de linkedin, y me parece un tema muy importante.

Según los analistas, España no está que digamos muy bien en las clasificaciones de productividad, nuestros niveles son de los más bajos con respecto al resto de países desarrollados donde nos movemos.

En mi opinión, la razón está en los cimientos de las organizaciones. No conozco muchas empresas que hayan trabajado recientemente su misión, su estrategia, y su organización, que la hayan trabajado con sus empleados, o al menos que la hayan comunicado, que la hayan explicado. Pocos empleados conocen los procesos de la empresa, la definición de su puesto trabajo, sus objetivos a medio y a corto, y como contribuyen éstos con los objetivos globales de su compañía.

Todas las personas, hasta las que se pueden considerar que aportan menos valor para la empresa, deberían de trabajar con objetivos, asegurarse que éstos se han entendido, dar los medios materiales y formativos necesarios para su cumplimiento, y lo más importante, la confianza y el margen para que ellos gestionen lo más valioso que tienen, su tiempo.

En una determinada empresa, cuya oficina estaba en Barcelona, uno de los empleados  solicitó al Director General la posibilidad de llegar a la oficina a las 10.00, su propuesta consistía en que él desde su casa se conectaba a la empresa y realizaba los primeros trabajos de su jornada, revisar el mail y preparar ciertos informes de seguimiento del día anterior; posteriormente salía de su casa a las 09.30 y en 30 minutos llegaba a la oficina, con eso ganaba 1h de su vida, ya que evitaba los atascos que se producían a primera hora, la respuesta fue tajante, imposible, en esta empresa no hay excepciones y todo el mundo tiene que estar a las 09.00; el resultado fue que la persona perdió motivación y compromiso con esa empresa, sus jefes habían demostrado nula confianza por él, como consecuencia, la calidad de su trabajo fue muy mediocre mientras estuvo en la empresa, la cual abandonó a los meses. Este es un ejemplo claro que el aliado más importante de la falta de productividad no es otro más que una dirección obsoleta, nula de liderazgo, y llena de inseguridad, lo que se traduce a que los empleados no tenga ni idea no sólo hacia dónde va la empresa, sino cuáles son sus objetivos ni su conexión con el resto de compañeros.

Claro, dentro del marco descrito, las redes sociales efectivamente son un medio más para reducir la productividad, igual que el correo, el juego del solitario del ordenador, el cigarro, el segundo café, el teléfono, todos son armas letales contra la productividad, en mi opinión no son la CAUSA de la pérdida de productividad, son las consecuencias derivadas de una organización sin rumbo ni liderazgo.

12 pensamientos en “LAS REDES SOCIALES REDUCEN LA PRODUCTIVIDAD EN LAS EMPRESAS

  1. Efectivamente, Juan, como te decía en linkedin, el problema no es el medio, el bisturí, sino quien lo manipule, porque puede servir tanto para salvar una vida como para degollar a una persona. Unas hojas de papel pueden servir para escribir La Biblia o el Mein Kampf.

    Por lo tanto, no hay que poner el foco en el medio para solucionar los problemas, sino en si lo que estamos transmitiendo a través de la red es la Palabra de Dios o el delirio de un psicópata.

    Saludos cordiales

    Me gusta

  2. En esencia no puedo estar más de acuerdo. Pero yo creo que en el origen de la desconfianza está una profunda falta de madurez.

    A nadie con dos dedos de frente, maduro y responsable se le ocurre esa respuesta a alguien que cumple sobradamente con su trabajo.

    No sé porqué en España los jefes se creen mejores jefes cuando tienen al personal “puteado e infeliz”.

    Me gusta

  3. Pingback: Tengo un móvil. ¿Quién me impedirá acceder a las redes sociales? « Jmfaner's Blog

  4. Me quedo con las ganas de saber si el chico encontró un empleo que le permitiese hacer ese horario de forma remunerada.
    Eso de que la causa de la perdida de la productividad es debido a que la empresa no tiene rumbo ni liderazgo me suena a frase “facil”, con todos los respetos.
    En mi opinión parte del problema es a la vez la virtud, y son la propias personas. Hay gente responsable y otra no tanto. El que quiere se busca todas las excusas para justificar que tiene derecho en horas de trabajo a hacer cosas por las que no firmo en el contrato que le fuesen a pagar. Porque… como la mayoría hace lo mismo, como es normal que te llamen en horas de trabajo al movil, como ese sale a fumar y yo no…, como a ese le pagan por no hacer nada mas que a mi… Por todo ello yo tengo derecho a mirar el correo personal, encargar los billetes por avión para mi fun de semana, comentar sobre un partido de futbol e incluso hacer la quiniela, etc… Pero ojo, que por eso me deben pagar mi sueldo que esto funciona asi aqui y en muchas partes… Hay miles de razones para que alguien se sienta desmotivado y ninguna que te impida irte a otro sitio. Somos seres cómodos donde la mayoria esta afectado por la escala de valores de Maslow y cuando se sacia una necesidad, aparecen otras nuevas. Somo seres cómodos y es dificil que motive hacer el presupuesto numero 3200.
    Salvo que tu jefe vaya a por ti, porque deben ser los demas los que te deban motivar?. Motiva tu también. Ah, pero como luego no me recompensan como quiero… puedes contestar.
    Pero volviendo al caso, para ver solo un detalle, imagínate que a ese empleado se le da lo que pide, y por la misma regla de tres, se le da a todo el mundo… ¿o es que se puede sembrar diferencias entre unos y otros?…¿ Quien habré la puerta a los clientes a las 8:30? ¿Por que no se monta esa persona una empresa con esas reglas?.
    Ya se que mi postura es la más facil de criticar y de sacar fallos, pero ¿alguien puede querer hacer un esfuerzo en entenderme (aunque no me explique nada bien) y comprender algo de lo que intento transmitir? Vamos, para estar motivado yo tambien y no sentir el rechazo como el pobre empleado (bueno mas que pobre, feliz, porque tomo el camino que debía tomar)…
    Nada es ni blanco ni negro, todo es mas complicado de lo que parece. Para todos.

    Me gusta

  5. Hola Juan, he leido tu artículo, me parece bueno, y por ello te dejo mi opinión, yo tengo mis dudas con respecto a las Redes Sociales se pierda productividad en las empresas, o no, creo que depende de la responsabilidad de cada uno, y de quien tengan como lider o Jefe en la empresa, dicen que las Redes Sociales sirven para encontrar tambíen empleo, pues bien llevo seis meses en paro, y estoy en varias redes sociales, y hasta ahora no he recibido ningún e-mail ofreciéndome un puesto de trabajo, por eso te digo al principio que tenía dudas de estas, pues a mi no me han dado un resultado bueno de momento, quizás en el futuro….

    Me gusta

      • Juan, estoy de acuerdo en parte pero no en toda… digamos que hoy es mucho más difícil encontrar un puesto en una empresa que hace un par de años. También lo era cuando nosotros aterrizamos en el mercado laboral y aquí estamos…
        Pero hoy día existe la red. Y está llena de oportunidades para sacarte la vida. A veces no es necesario esperar a que te ofrezcan un empleo. El mundo en la red es complicado, pero es una alternativa que hace muy poquitos años ni se planteaba.
        Antes de internet, si querías vender tenías que pensar aparte de en el producto, en un local, una fuerte inversión. Hoy en día, puedes tener el mismo o más volumen de negocio con una tienda online, pero no basta con montar la tienda… tienes que saber moverte, posicionarla, hacerla atractiva… y para esto no es requerida una gran inversión, basta un poco de imaginación y currarlo un poco, echar hora y tener paciencia. No hay que esperar a que te ofrezcan algo, si no ir a por ello. 🙂
        A Jose… Lo primero de todo para que te llamen es que se sepa quien eres, por lo que cualquier aportación que hagas en cualquier blog, foro o red social, utiliza tu propio nombre. Nada de nicks o abreviaturas, porque no te encontrarán si te quieren encontrar…

        Me gusta

  6. Cito: No conozco muchas empresas que hayan trabajado recientemente su misión, su estrategia, y su organización, que la hayan trabajado con sus empleados, o al menos que la hayan comunicado, que la hayan explicado. Pocos empleados conocen los procesos de la empresa, la definición de su puesto trabajo, sus objetivos a medio y a corto, y como contribuyen éstos con los objetivos globales de su compañía.

    Primeramente… en un país donde el 97% de las empresas son pymes, conceptos como procesos de la empresa, definición de puesto, objetivos globales de la compañía… no los conocen, en la mayoría de los casos, ni los que las dirigen. O sea, menos lo conocen los empleados.

    En empresas donde si te retrasas en tu entrada en el turno impactas directamente en el turno de tu compañero, no te puedes plantear el horario flexible. Incluso hay que fichar. Pero evidentemente en el caso que se plantea en el blog, si hubiese sido mi empleado, le hubiese dicho… ni vengas. Si puedes trabajar desde tu casa hazlo. No ganes una hora, gana una hora y media. Y mejor nos iría.

    Hay un libro que me encanta y es el gerente de un minuto (One minute manager). En este santo país, la cuestión ser jefe, gerente, mando.. es mandar. Decir al otro lo que tiene que hacer, poner límites, controlar los cafés y los cigarros, por supuesto los horarios. Craso error. El empleado se siente controlado, siente que le están tocando los… aquellos, que su jefe es un pringao… que le controla… todo este tipo de cosas que se escuchan por los pasillos día sí y día no.
    Y qué pasaría si le damos responsabilidades y objetivos reales? Ven cuando quieras, sal cuando quieras, para el jueves me entregas esto. Si ves que no es abordable para el jueves, me lo dices ahora.
    Hay días que tienes energía para tirar un montón de horas sin enterarte y otros, que necesitas levantarte 3 veces a por café y fumarte 4 cigarros simplemente porque lo necesitas. Cada día es distinto, así como a veces tienes mucha hambre y otros no quieres comer nada, el ánimo y la situacion personal puede hacerte rendir muchísimo o tirar el día por la borda. Y esto nos pasa a todos. Empleados, freelances y que me digan los “jefes” si tampoco les pasa. Es como si tuviésemos que comer siempre la misma cantidad de comida medida en gramos a la misma hora. Absurdo. Pues con el trabajo igual. A mí me da igual cuándo se haga el caso es hacerlo.

    Al menos en apariencia el ejemplo a seguir es Google (buscad oficina google en google) ;P

    Saludos!!!

    To

    Me gusta

  7. Pingback: Mi perfil en las redes sociales, blogs, opiniones y más. | Ana Juaristi, Consultor ERP ( Open ERP)

  8. Pingback: Algunas de mis opiniones mas recientes (III): El blog de Juan Iraola « Ana Juaristi, Consultor Open ERP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s