MENOS ES MAS

Nanotecnologa

Gran parte de mi experiencia profesional ha estado relacionada con la implantación de sistemas de información en la PYME industrial (ERP, CRM, fundamentalmente).

En general, podemos indicar que la PYME industrial no cree en la informática, es un mal menor que hay que pasar, es un gasto y no una inversión, bajo esta concepción el principal indicador a la hora de decidir una compra es el precio. Este hecho es una declaración de intenciones que se ratifica en todas las etapas de implantación y explotación de los sistemas de información.

A cargo de los proyectos de implantación y mejora relacionados con las tecnologías de la información, no se destinan a los mejores personas, ellos están bastante ocupados en las labores del día a día, para ello asignan a personas recién incorporadas en la organización o a segundos o terceras espadas, sin ningún poder de decisión, con escaso conocimiento de la organización y ninguna información sobre la estrategia, visión y objetivos de la empresa a medio plazo.

Si a todo esto unimos que las empresas y sus entornos son entes en continuo movimiento, conseguimos una combinación que resulta explosiva: las decisiones de personalización y configuración de los sistemas se toman en base a criterios limitados por la situación presente, nunca mirando al futuro, siempre con la premisa de cubrir al 100% los requerimientos y problemas de la empresa, sin valorar el peso que un determinado problema tiene en el negocio.

Y así suceden lo hechos, las implantaciones se alargan, intentando reproducir una operativa y problemática actual, lo que provoca que para cuando se hayan terminado los desarrollos y adaptaciones, el entorno haya cambiado nuevamente, abriendo nuevos casos y situaciones no contempladas en el periodo de análisis allá cuando se inició el proyecto.

Y se arranca, y las personas se dan cuenta, una vez empiezan a utilizar la nueva herramienta, de nuevas posibilidades, de nuevos problemas, ¿cuántos listados, consultas han sido desarrolladas de forma innecesaria en muchos proyectos (yo añadiría en todos)?

Las nuevas filosofías de software como servicio y web 2.0, promulgan principios que atacan de lleno el acercamiento que acabo de señalar, que hoy en día se está repitiendo en los miles de proyectos de implantación que se están realizando en este país. Estos principios pueden resumirse en:

– No desarrollar la funcionalidad para cubrir TODOS los requerimientos, sino desarrollar sólo la funcionalidad que se emplea todos los días.

Cuanto menos funcionalidad, más fácil es de aprender y utilizar.

La práctica nos va a empujar a determinar de forma más certera la nueva funcionalidad, tanto en forma como en contenido.

Estos principios acortan el periodo de implantación, con una funcionalidad mínima y un desarrollo y mejora continuo, todo esto se puede resumir en el acercamiento que se resume en MENOS ES MAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s